info@chichalimona.com

Nos despedimos del 2018 recordando los mejores momentos

24 diciembre 2018

El 2018 se nos escapa de las manos y, si echamos la vista atrás, podemos decir que ha sido un año de los buenos, buenos. Le decimos adiós con la media sonrisa de cuando las cosas han salido bien, de cuando los esfuerzos dan sus frutos y de cuando el balance ha sido positivo.

Dicen que es necesario que las cosas terminen para que lleguen otras nuevas y, si nos ponemos a pedir, nosotros queremos que en el año que entra lleguen muchas más. Por eso recibimos 2019 con una sonrisa (aún más grande que la de despedida) y, sobre todo, impacientes por vivir todos los momentazos que seguro que traerá con él. Pero antes queríamos darle a este año el homenaje que se merece recopilando algunos de los momentos y novedades que nos ha regalado. Allá va el balance.

Hemos estrenado terraza, hemos empezado a macerar nuestro propio vermut y a servir nuestra agua embotellada en envases de vidrio que ayudan a conservar sus propiedades, y además contribuyen a la sostenibilidad ambiental.

En 2018 hemos seguido renovando, cambiando y transformando todo lo que se nos pasaba por delante, también nuestra carta. Nos seguimos empeñando en adaptar cada plato al momento y a la temporalidad. Hasta ahora, tenemos la suerte de confirmar que los nuevos platos de nuestro chef (¡gracias Carlos!) os están gustando y ese siempre es un buen motivo para estar satisfechos (qué difícil es ese primer momento de expectación ante los cambios).

Algunos de los platos os han llegado al corazón por unanimidad. Es el caso del «Canelón de pato y manzana con bechamel trufada», de los «Tacos de costilla de cerdo encacahuetada acompañado de frijoles negros«, o del «Risotto de butifarra negra con foie». Podríamos confirmar que este es vuestro top tres de la temporada y eso nos hace muy felices.

A pesar de la llegada de nuevos platos, ha estado imposible decir adiós a nuestras aclamadas croquetas de pollo o a los calamares; quién sabe si algún día se marcharán.

Además de los platos, tenéis una lista de otros favoritos dignos de mencionar. Uno de ellos es el Brunch estrella, nuestro “Bennedictine”, formado por la una tostada con huevo escaldado, salsa holandesa y panceta ligeramente especiada. O como el desayuno predilecto que muchos pedís cada mañana, formado por la flauta de jamón ibérico con zumo y café.

Para los que sois más de postres, vamos ahora con vuestra parte. Este año decidimos que permaneciera en la carta uno de los favoritos: la «Esfera de tiramisú». Mientras, han ido llegando novedades que le han hecho la competencia desde el primer momento como el «Conguito», hecho con espuma de chocolate, helado de cacahuete, brownie, crumble y crocante de quicos. Sí, está tan rico como parece.

Pero no solo tenéis platos favoritos, con las bebidas también lo soléis tener claro. Si hablamos de zumos, el “Vigorizante” (de naranja, zanahoria y jengibre) siempre triunfa, el «Lost in Traslation» (GinRaw, licor de cereza, yuzu, flor de saüco y flor de sechuan) es el cocktail más pedido según nuestro coctelero Carles Bonnin, y hablando de té, el Matcha y el Té Chai (siempre con leche de Vallflorit, de quien te hablamos en el último post) son los que están más de moda.

Una vez repasados platos, bebidas, brunch y postres, lo cierto es que este año también deja otros momentos para el recuerdo. Como cada vez que hemos sacamos el Chicha de nuestra zona de confort para embarcarnos en nuevas aventuras fuera de nuestra casa. La Noche de los Museos del MACBA durante el pasado mes de mayo, o el evento Singulart en Sant Just Desvern fueron algunos de ellos. Nuevas experiencias que nos apetecía vivir y en las que recibimos la visita de amigos, conocidos y desconocidos que hicieron que se superaran las expectativas en todos los sentidos. Gracias, gracias, gracias por estar ahí vayamos donde vayamos y por apoyarnos en cada proyecto.

Adiós 2018 y gracias a ti también, ¡has sido un gran año!


Made with love with WordPress © 2016 Chicha Limoná