Cultura antes o después de Chichalimoná

25 febrero 2020

El Eixample Derecho está en auge, y no solo por la creciente oferta gastronómica que podrás encontrar en el eje de Passeig de Sant Joan y alrededores, sino porque cada vez son más las propuestas culturales que ofrece este barrio. Como la agenda cultural es tan amplia si contemplamos bibliotecas, centros cívicos, museos, cines y teatros, en esta ocasión nos hemos decantado per estos dos últimos y te compartimos aquí algunas opciones.

Si bajas nuestra calle, y giras a la izquierda, en Consell de Cent 435 encontrarás la Sala Atrium, un teatro de reducidas dimensiones que propone obras muy interesantes. Este teatro ha recibido el premio de la crítica 2018 a mejor sala, para introducir una decidida perspectiva de género en una programación que apuesta para apoyar a creadoras y a compañías jóvenes. Se inauguró el 26 de enero de 2011. La Sala asegura una relación íntima y especial con el público permitiendo una comunicación directa y facilitando la experiencia vital que representa un espectáculo para el el equipo artístico, el técnico y el público. Su capacidad y características la hacen singular y cálida para facilitar el intercambio de ideas y de inquietudes comunes para todos. Los fundadores de la Sala Atrium son: Mireia Trias, Patricia Mendoza, Carlos Duran y Raimon Molins.

Un Atrium o Atrio es el antiguo espacio de encuentro que había en las antiguas casas romanas. De allí salían las estancias y se convertía en un espacio de encuentro y diálogo.

Si te decantas por el arte teatral, sigamos con la ruta. Un poco más abajo, en Bailén 23 está el Teatro Eòlia, otra sala pequeña con grandes propuestas teatrales y con una gran escuela de artes escénicas que la sustenta. Fundada en Barcelona en 2000, está asociada con las compañías de teatro Tricicle y Dagoll Dagom; y desde el 2012 (coincidiendo con su reconocimiento oficial como Escuela Superior de Arte Dramático) también con la compañía Proyecto Galilei. Desde sus inicios, colabora estrechamente y de manera continuada con el equipo del Teatro Poliorama. Es gestora y programadora desde su inauguración (2012) del Teatro Eòlia, espacio teatral que comparte una programación profesional con las actividades académicas propias del centro.


Imagen: El Periódico

El Teatre Eòlia es un espacio en el Eixample Derecho que quiere dar voz a las compañías emergentes del país. Un pequeño oasis para la visibilidad; del teatro más necesario (aquello que se tiene que saber y no queremos olvidar); y del recurso siempre positivo de la música. Con un aforo entre 60 y 80 localidades, escenario y platea acontecen un único espacio para ofrecernos momentos íntimos, risas conjuntas y grandes dosis de complicidad.

“Trabajamos porque el espectador encuentre en este espacio, ubicado en un antiguo almacén textil del Eixample, un lugar donde tejer redes humanas, para implicarse, para conmoverse y darse cuenta de varias realidades. Un espacio para compartir ideas, emociones y experiencias que nos conectan con nosotros mismos a partir del que pasa en escena, aquí y ahora. Único e irrepetible.”
Rosa Galindo.

Si continuamos unas calles más hacia la derecha, en la Plaza Urquinaona está el Teatro Borràs, del Grupo Balañá.
Inaugurado el 1931 como cine Urquinaona. El 1943 adoptó el nombre de Cine Borràs en memoria del actor Enric Borràs. Grupo Balañá lo adquiere en 1953. En 1990 pasó a ser cine y teatro, y a partir del 1992 emprende la actividad teatral con fuerza. Actualmente se realizan comedias teatrales de medio formato principalmente.

Imagen: Grup Balañá

Seguimos con la oferta teatral, subiendo por la calle Bailén y poco antes de llegar a Travessera de Gràcia tenemos Microteatre Barcelona, 8 salas en las que tú decides qué quieres ver y cuando lo quieres ver entre un total de 8 obras de 10 minutos de duración a 4,5€ la entrada. Todas ellas giran alrededor de una misma temática, que va variando cada mes.

¿Quieres conocer la historia de este concepto? Durante dos semanas, del 13 al 23 de noviembre de 2009, casi 50 artistas entre directores, autores y actores presentaron un proyecto teatral denominado MIEDO DINERO en un antiguo prostíbulo de Madrid. El espacio fue cedido por la asociación Triball a Miguel Alcantud, autor de la idea y coordinador del proyecto Microteatro.

​En las 13 habitaciones del prostíbulo se alojaron 13 grupos autónomos e independientes con la premisa de crear una obra teatral de menos de 10 minutos por un público de menos de 10 personas por sala con una temática común, la prostitución. Estas obras se representaban tantas veces como fuera necesario, con cola de tres horas de público que esperaba en la calle, llegando a representarse alguna de las obras hasta 20 veces en el día. Gracias a los diferentes puntos de vista que hizo cada una de las compañías, el público recibía diferentes maneras de tratar un mismo tema.

Si eres más de cine que de teatro, entonces te proponemos que al salir del Chicha gires hacia la derecha y subas unas calles. En la Calle Bailén 205 están los Cines Texas, con varias salas que cambian la programación a diario para ofrecer una programación muy completa. Se basan en seleccionar cine de calidad de reestreno, a precios populares, todo en versión original y subtitulado en catalán.

En la Calle Girona 175 se encuentra el cine que lleva el mismo nombre. Cinemes Girona, igual que el Texas, cambia con frecuencia de programación, de modo que te recomendamos que antes de ir revises su cartelera. Es un antiguo cine rehabilitado con tres salas que proyectan películas independientes y filmes catalanes en V.O. Muy recomendables los ciclos de cine que organizan así como algunos festivales muy interesantes como el Americana Film Festival de cine independiente americano o el Dart Festival, especializado en cine documental sobre arte contemporáneo.


Imagen: El Periódico